El hombre montaña

El hombre montaña se repite en mi trayectoria, me mira sin mirarme. Está desde su gravedad en sus nubes.

Puede parecer una montaña o, aunque suele mal, una caca. Pero le da igual que haya una mal interpretación- o una interpretación en un paralelo que no es, como él afirmaría- , porque sabe que, del mundo inconsciente del que proviene, las heces se relacionan mucho con la creatividad y con el dinero. No es que le importe mucho ésto último, pero sí sabe que pertenece a lo primero.

Envuelto en su manta medita. Habrá que preguntarle sobre qué, mientras a su lado el árbol le acompaña con amor y mira sus horizontes internos.

You brought me confort, I just felt pain. You brought me confort, I brought you pain.

Me trajiste consuelo, yo sólo sentía dolor. Me trajiste consuelo, yo te traje dolor.

Hay una cosa que sí sabe seguro; lo que pasó en el pasado fue mucho más duro que en lo que está ahora. Y en lo que está ahora se nutren las raíces de su futuro por hacer.

Respira. Respira. Respira profundo y de su magma interior         se le escapa     un suspiro de alivio .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s