Noche de los muertos – cuento

En la noche de los muertos nos acordamos de los que nos han pasado cerca,

(¿           de los que sentimos sin ya poder ver, quizá           ?)

Yo tuve uno muy presente, que vivía conmigo, experimentaba a través de mí.

En la travesía de un túnel negro y dormido me ayudó.

Hace relativamente poco parí su segunda salida.

Nació una niña sana;

en el margen se descuadró el hermano varón.

Tocó la despedida, fue difícil,

se agarró con lo que le quedaba de fuerza,

(aunque ya sin permiso ni razón)

me hizo sangrar su inconmensurable pena

drenando mis fuerzas en el baby blues.

Hasta que tajante, tuve que marcar el límite

diciendo muy claro;              ”        hasta aquí ha sido,

nuestro camino en común se acabó.

Y no, no te sigo,                           no,  gracias .        ”

En una cajita de crema de crisálida

enterré nuestro beso de adiós.

Anuncios

2 thoughts on “Noche de los muertos – cuento

  1. Joder, qué historia más bella y sin embargo trágica, de las que te dejan dudando, si será real, si será imaginación, en todo caso no puedo sino pensar que es real, por lo tanto el lado trágico supera al resto.

    Me gusta

    1. Sí, se hiló de forma hermosa, la verdad, ahora que la vuelvo a releer… Lo de si será verdad o imaginación lo dejo a cada cual (tampoco lo tengo yo muy claro, la verdad).
      Los adioses son siempre un poco trágicos, pero en esta historia era muy necesario ese adiós, ese “no, gracias”…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s