desgranando el tiempo navideño

Pasan los días poco a poco y se desgranan ya rojos, fríos, navideños.

(      Los grandados hace tiempo que perdieron todas sus hojas amarillas, regalándole una alfombra a la tierra de alrededor.    )

Y a mi querido blog lo dejo un poco de lado por las circunstancias, muy a mi pesar           me da tanto sin saber cómo

es la excusa para pintar                           y la excusa para compartir.

Pensé en escribir un post sobre lo contradictorio que me resultan los árboles y plantas navideños, como el acebo, tan picudo, tan arisco (es el odio, la rabia y tantos otros sentimientos del estilo en las flores de Bach),

el muérdago, que es un parásito para los árboles frutales,

o la flor de pascua, que se pone roja sólo porque a la pobre la engañan poniéndole más calor para que se crea que ha cambiado el tiempo y le toca su metamorfosis.

pero da igual

todos somos contradictorios, todos tenemos nuestra otra cara, igual que esos estandartes navideños. Mejor aceptarlos así.

No me gustan mucho los posts sin su parte de colores,

pero es lo que toca si quiero sacarlos a la luz.

Anuncios

2 thoughts on “desgranando el tiempo navideño

    1. Pues sí, también lo son… agridulces, brillantes pero puntiagudos al tiempo, llamativos y bellos, pero venenosos…
      A ver si estas navidades que vienen son un poco más tranquilitas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s