alas en febrero

Quizá sea hora de ser ya un cisne, quizá sea hora de ser lo que quiera que soy, pese a no estar segura de lo que eso sea. Ahora que empiezan a germinar plantitas entre las ruinas de otros tiempos, podría aprovechar y sonreir… ¡puede que incluso alguna sea un árbol frutal!

Entre recuerdos y ecos de silencios mal llevados, comunicaciones fallidas y alguna que otra termita en las tablas de la mesa de comer, miro a ver qué está pasando. Aún tengo los restos de aquella falda de tul rosa, y me engancho con espinas de alambre de trincheras ya superadas. Ahí están, girones de tul con piel rosa y niña buena (aunque por dentro hirviese densa rabia). Quedan bonitos ahí colgados, moviéndose con el viento; la perfección de ciertas escenas tiene de belleza y de muerte partes iguales.

Por casualidad y en un ambiente no muy comprometido – es decir con pantalla pequeña y la posibilidad de no mirar si era necesario- me crucé y vi la película Black Swan o Cisne Negro .

Dio en mi blanco, salpicó por doquier de miedo negro (del que soy muy sensible, y por el que no veo casi nunca películas de terror); pero me alegré de haberla visto.

La dualidad y doble personalidad psicótica llevada al extremo – que me perdonen los psicólogos por diagnosticar sin serlo – la ambición y el perfeccionismo como gran mordaza y un ambiente claustrofóbico pero muy conseguido de un mundo – el del ballet – bastante voraz podrían resumir la cinta, fenomenalmente actuada, por cierto.

¿Soy blanca o soy negra?, ¿soy una frígida controladora o una loca desfogada? extremos aparentemente irreconciliables que se tocan y dan un beso mortal. Eso sí, la función salió requete bien al final.

Aquí, perdonenme, pero tengo que saltar; ¡pues no me da la gana! Si para tocar el arquetipo de lo bello hay que despeñarse física o psicológicamente, no lo quiero. Hay que ser/estar vivo y sano, no ser una perfecta muerte.

Así que he decidido que voy a dar calabazas a la niña rosa, bella y buena abocada a dormir eternamente; arrancar los restor de tul que me quedan pegados al cuerpo; darle cremita a mi piel dolorida mirando la mano que la ha rascado para tratar de entenderla; cuidar mis plantitas germinadas espontáneamente (aunque no sepa cómo); e integrando mis dos extremos abrir las alas y echar a volar.

Que para eso sé que puedo, que para eso sé que me dieron alas.

Anuncios

3 thoughts on “alas en febrero

  1. “…la perfección de ciertas escenas tiene de belleza y de muerte partes iguales…”, ¿o acaso no es derecho fundamental del ser humano equivocarse?, ¿de qué libro beberíamos las aguas que calman nuestras edades?, ¿de dónde obtendríamos la plumas que hacen crecer nuestras alas?

    Hoy tocaba reflexión. Vine buscando mi dosis de aire… y encontré el peso del tiempo, del tiempo que entiende y nos da alas… eso también es algo parecido al aire, ¿no? Es difícil arrancarse los trocitos de tul pegados a la piel, andan ahí unos tan confundidos con la otra. Pero sí, hay que volar, ¿para qué las alas si no?

    Hoy tocaba reflexión… alas y plantitas germinadas espontáneamente. Yo querría que mis alas me llevasen a una mecedora sobre un jardín de fresas. Sí, eso es lo que quiero, allí se desprenderían los últimos trozitos de tul.

    Un beso

    Me gusta

    1. Gracias por venir a visitarme, yo que llevo unos días ausente del blog por circunstancias externas, me encanta llegar y encontrarme algo de feedback, como dicen los ingleses, de tu parte, siempre tan generoso.

      Me encanta tu visión de Strawberry fields forever , y cómo se va resolviendo el dolor él solo, sin esfuerzo. Este fin de semana he hecho un curso en el que he sentido que sí, aunque sean cosas complicadas, existe la vía de la sencillez para resolverlos.

      Las alas, las plumas… últimamente siento que es una imagen que me acompaña, así que le dejo cabida en mis escritos. Un beso desde el sur!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s