estornudo sanador

A veces un estornudo te recoloca la cabeza y el cuerpo entero. Sienta fenomenal.

Ayer estornudé una historieta antigua que ya no me hacía daño exactamente, pero me irritaba la nariz. Me irritaba mucho la nariz al pensar en ciertos temas delicados de mi infancia.

Pedí ayuda y me dijeron a grandes rasgos el modo de estornudarla fuerte fuera, exorcizarla para que ya no volviera. Y así lo hice:

Hice el dibujo de aquellas imágenes que me perseguían (aunque, es cierto, ya sin voz) y el picor de nariz se convirtió en sangrado. Eso lo asumí como parte del proceso – curioso; soy consciente que sé dibujar, pero se me olvida el poder de un dibujo eficientemente dibujado con un mensaje doloroso en su interior-. Luego lo arranqué del cuaderno, y lo quemé de abajo a arriba, viendo cómo desaparecían mis trazos y su mensaje, y con el fuego que desprendió encendí un palito de incienso, que a su vez usé para limpiarme el cuerpo entero con su humo blanco y olor a sándalo.

aaaatchísssssssssssss!!!!

Soy muy dada a la imaginación para crear psicomagias (del tipo Jodorowsky) porque creo en el poder de los símbolos dirigidos al inconsciente, soy muy dada a seguir consejos, hacerlos míos y quererme sanar… pero también sé que estas cosas llegan cuando uno está preparado para soltar.

Este es un dibujo antiguo, de una serie de tres que hice con un trozo de cera roja huérfana que encontré detrás de mi cama. Todos aquellos dibujos contaron con un trazo certero y muy libre que me sorprendió a mí la primera, sin embargo la cera la volví a perder al cabo de un par de días de haberla recuperado. Supongo que su reaparición tenía una misión concreta que una vez finalizada le permitió volver a su no-mundo invisible.

Por supuesto el dibujo de la psicomagia que quemé no tuvo foto, lo cual es un poco hacer trampas para este blog que es mostrarme desde dentro, pero eran imágenes duras, demasiado personales, y no quiero guardar de ellas más que la sensación de su desaparición mientras las devoraba el fuego y, más concretamente, de las pavesas grises deshaciéndose, volando lejos, muy lejos, danzando al viento. mientras se ponía el sol.

Anuncios

21 thoughts on “estornudo sanador

  1. ¡Qué gráfico y acertado valorar el poder del estornudo!. AL estornudar liberamos la tensión, despejamos el alma, entre otras cosas, porque cerrramos los ojos, durante un brevísimo instante, nos permitimos concentrarnos sólo en la fuerza del estallido. Lo requiere. El dibujo que quemaste, seguro que sería magnífico pero éste que nos regalas es inmenso. Gracias. Me encanta Jodorowsky y su psicomagia. ¡Eso también!

    Me gusta

    1. Es cierto eso de cerrar los ojos, dejarnos por completo, nosotros que somos una sociedad tan visual… Me alegro de que te haya gustado el dibujo, no sé si inmenso es la palabra, porque no es demasiado grande, pero ciertamente es un halago bien bonito. De nada, el placer es mío 😉

      Me gusta

  2. me apunto tu acto (entiendo que auto-diagnosticado) de psicomagia, me ha parecido genial…

    yo no sé/recuerdo dibujar tan bien como tú pero me has dado algunas ideas para derribar barreras del inconsciente

    gracias y abrazos

    Me gusta

    1. Lo de dibujar y el fuego eran las instrucciones, lo de la limpieza con el palito de incienso y hacerlo al atardecer fue cosecha propia. Creo que es importante que sea un dibujo primero porque el inconsciente-lo femenino funciona con imágenes más que con palabras, y segundo porque al hablarle a mi infancia los dibujos son mucho más directos, más sintonizados.
      En efecto, yo también soy de las que opina que todos nacemos sabiendo dibujar, cantar, bailar… pero lo vamos olvidando o simplemente dejamos de hacerlo. Y es una pena.
      Y a tus “gracias y abrazos” como dicen los ingleses (que me encanta), you’re welcomed and lots of love to you too!

      Me gusta

  3. Se te aparecen las caras así por las buenas, como en Belmez, sólo aparece una, la otra la quemas, la que más te quema a tí.

    Veo que el éxito te ha escogido niña 😀

    Me alegro, te lo mereces todo.

    Me gusta

  4. Yo estoy contigo. El poder de los simbolos y las evocaciones es muy grande. Y ya sabemos que el incosciente trabaja con imágenes. Espero que te liberaras con ese estornudo de aquellos pesares. Un saludo

    Me gusta

  5. “…Las voces se alejan en el aire vuelto hacia la nada
    Los rostros se alejan entre los pinos de la memoria
    Y cuando el vacío está vacío bajo el aspecto irreparable
    El viento abre los ojos de los ciegos…”

    Es para llorar que los desgarros de nosotros mismos siempre sean en rojo, en rojo palpitante. Después, a veces, llega el viento…

    Me gusta

    1. El rojo es que tiene mucha fuerza, mucha sangre de vida, amor y muerte contenida en su onda. Me han gustado mucho los versos, tienes la capacidad de regalar justo los que más en sintonía le van a la entrada, siempre con mucha elegancia.
      A ver si llega el viento y trae aires nuevos, verdaderamente… un brazo, querido.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s