mayo de apariencias

¿Y si te contase que mayo ha tenido cierta sensación agridulce? ¿Que esperaba más de lo que ha venido? ¿Que se despertó un pastel maloliente – Bankia- que ha vapuleado hasta la peor predicción en cantidad del rescate?, (¿que hemos pasado, como la mitad de la gente a nuestro alrededor, una gastroenteritis aplastante?)

¿Y si te contase que creo que estamos al borde de un cambio que se está produciendo ya, que me da un poco de susto? Desde el BCE nos llega que el Estado de Bienestar se ha acabado del todo, no tiene futuro y que nos vayamos haciendo a la idea, nos guste o no, de que ya no existe. Los tecnócratas dixit, nosotros acatamos la realidad neoliberal.

Hasta cierto punto creo que hay que dejar de creer. Hay que dejar de creer que papá Estado nos proveerá de lo que necesitamos, cuidará por nuestro futuro y que la lucha de clases tiene sentido como lo tenía en el siglo XIX, con sus sindicatos y demás. Y por supuesto dejar de creer que los políticos nos van a ayudar en algo, como mucho algo muy colateral porque les pilla de camino en su afán por mantenerse en el poder, y estar cerquita de los peces gordos (que por supuesto no son ellos).

Supongo que es hora de hacerse mayor. Supongo que es hora de confiar en las herramientas y habilidades, y no en un stock de dinero, porque nunca se sabe con lo rápido que va todo hacia dónde puede ir y qué puede pasar con éste.

Supongo que ya es hora de despertar, aceptar que el capitalismo muere, que vamos hacia lo desconocido, menos denso, menos materialista, más enraizado en la realidad de un planeta que no puede seguir el voraz ritmo al comer recursos del primer mundo y que a la vez tiene las contracciones de estar pariéndose a si mismo de nuevo.

Me ha salido el hombre que hay en mí (llevado a la escena por Vanessa Paradis), su la relación con la infancia; un elefante que encierra un pollito, que es engullido por una boa que parece un sombrero.

(Referencias, claro está, al místico Principito de Saint Exupèry.)

Bienvenidos al mundo de las apariencias. Bienvenidos a la sorpresa de un cambio de verdad.

[Si quieren analizarlo, adelante, me he cansado hasta de mí misma e irónicamente sigo viendo mis reflejos en todo lo que hago.]

Anuncios

9 thoughts on “mayo de apariencias

  1. Amén, amiga mía…

    dicen que las apariencias engañan… en este caso, no…

    tu reflexiones son tan (trans)lúcidas como tu propia esencia…

    las apariencias que muestras, además, y por contraste, marcan un camino de futuro… me quedo con ese camino de futuro… el único futuro

    abrazos

    Me gusta

    1. Sí, habrá que agarrarse al camino futuro, porque es mejor que intentar revivir a lo moribundo. Aceptar una muerte, soltar y acoger lo nuevo (y desconocido y lleno de retos).
      Me gusta pensar que hasta cierto punto pertenezco más al nuevo paradigma que está por venir que al que hemos pertenecido hasta ahora, y creo que tú también estás en la misma…
      Me uno a tus abrazos de vuelta

      Me gusta

  2. Pues sí, el capitalismo no ha muerto, lo que ha muerto es la socialdemocracia, gran parte de la culpa nuestra, ese sistema sigue funcionando de mil maravillas en otros países, quizá porque no hay tanto listillo ni tanta fiesta, chufla, engaño y demás, es el carácter latino, salvo Irlanda el resto de los países en problemas curiosamente del Mediterráneo.

    Pero durante un mes se acabó la crisis, somos los putos amos en fútbol.

    Me gusta

    1. ya veremos por dónde va la historia marcando los pasos…
      Buff, no me hables del fútbol, cómo se nota que al pueblo si le das circo y un poco de pan está contento! SI se acabase el fútbol de golpe y porrazo entonces sí que se montaba la marimorena rapidito, vamos.
      Besos rey!

      Me gusta

  3. Nunca fue gran padre el papá estado. Algo encadenado, algo supeditado. Somos nosotros, cada uno con su valor, exponiéndolo, mostrándolo, ejercitándolo. Somos cada uno de nosotros quienes con el esfuerzo diario hacemos ese poder ser.

    Yo no me canso, ¿y tú?, ¿y cada uno de los que en la mañana o en la noche (por el querido Dess) lanza sus pasos? Ahí está la fuerza, el valor de lo expuesto, incansable, insondable, como cada uno de nosotros.

    ¿Miedo?, ¿de quién? ¿de mí? De eso es de lo único que hay que tener miedo.

    Me gusta

    1. Sí, pero el papá estado ya no nos pertenece (si alguna vez lo estuvo de verdad), le pertenece a una amalgama de hilos transparentes de poder, recursos e influencias que nos dictan sus requerimientos, aunque seamos nosotros los que tengamos el voto, eso no significa luego nada.
      Y cierto, muy cierto que el único que tiene poder sobre nosotros es uno mismo, aunque eche balones fuera y crea lo contrario. (Bueno, y el miedo en sus muchas formas, que todo lo tergiversa, claro.)

      Me gusta

      1. Siempre fue así, mi querida amiga, sólo que a veces, cuando la sonrisa invade nuestros tiempos, tendemos a olvidarnos de muchas cosas.

        Un beso

        Me gusta

  4. Yo es que creo que el deporte nacional es buscar la culpa en cualquier lado menos en nosotros, el sistema funciona como he dicho, y los políticos más o menos son iguales en todos lados, ahora, la teta da la leche que da, cuántos más chupemos a menos toca, si chupamos sin necesidad, sólo por comodidad, porque es a lo que estamos acostumbrados, quitamos leche a quien no tiene otro medio.

    Resumiendo, hay mucho listo, mucho aprovechado, entre nosotros, no busquemos arriba, busquemos entre nuestros vecinos.

    Os quiero, a ambos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s