aún no sé

Me doy cuenta de que aún no sé nada.

El precipicio es negro pero se ve más negro cuanto más me adelanto con la cabeza antes de saltar.

A lo mejor no es para tanto saltar.                               (a lo mejor ya he saltado y vivo la ilusión de estar al borde

                                                                                                      de una madriguera hacia otro mundo,

                                                                                                      mientras caigosin saberlo, como Alicia en el País de las Maravillas)

A lo mejor esta crisis financiera-económica-moral es tan necesaria como los dolores del parto para que se abra el canal del cambio (uff, qué necesario el cambio…).

A lo mejor todos tenemos que mutar con ella, y ya hemos saltado porque no hay vuelta atrás.

A lo mejor la nube negra de pesimismo y miedo en la que estamos enchufados es una toxicidad a la que podemos escoger si estar o no conectados, si seguir tragando, al fin y al cabo la creamos nosotros.

A lo mejor lo que ocurre es que nos falta valor para creerlo, creer que tenemos posibilidades de una vida más plena más allá del consumismo de un capitalismo neoliberal que se resquebraja y grita de dolor ante miedo a morir y arrastrar a sus privilegiados .   .     .

“Que acumulamos mucho                 y respiramos menos,

el aire que respiro es mucho menos fresco “            canta Bebe en Pa Mi Casa, y coincido con ella en mucho de todo ello

(como en que a mí también me gusta más lo pequeño)

Anuncios

16 thoughts on “aún no sé

  1. Creo que ya hemos saltado, no… nos han empujado, y no sabemos en esta caída donde aterrizaremos, o si nos mataremos al chocar contra el suelo. De cualquier manera una vez en el abismo lo mejor es llegar pronto al fondo, si sobrevivimos, desde allí sólo podremos ascender aunque sea desollándonos las manos en el ascenso.

    Me gusta

    1. La historia es que aunque subamos desollándonos las manos ya nunca será como lo conocíamos, no se repetirá este nivel de consumismo y depredación del medio, y la verdad, menos mal!

      Me gusta

    1. Ya, el talento lo tiene a raudales, eso está claro, pero sólo por esta canción tan genial y sentida, y alguna más, merece la pena el disco (tampoco me parece tan malo, la verdad, el último en cambio parece ser que es rarito un rato). Gracias Inma por pasarte y dejar huella, un beso!

      Me gusta

  2. un poema comprometido… con tu corazón, con tu intuición…

    quizá nuestra razón no lo sabe… pero nuestro corazón, sí… nuestro corazón sabe

    me gusta la canción de Bebe!! … pa mi casa… buen camino 🙂

    besos, pgatina!!

    Me gusta

  3. “Para alcanzar la paz tan deseada,
    ¡dejadnos que borremos la dimensión sobrante!
    Que si los denodados son sinceros de veras
    y mirar al abismo es peligroso,
    entonces la tercera dimensión es inútil” (H.Hesse)

    Pero ser denodado ingenuo, por más sincero que se declare, no parece ser tampoco la solución del hoy. Quizá las dudas se resuelvan en los abismos que tapizan nuestras simas, quizá debamos pisarlos, olerlos, saborearlos, sentirlos para arrancar el vuelo a las dimensiones de siempre y dejar atrás el humo que llevamos dentro. Pues es definitivo, el humo está en nuestro interior.

    Caigamos, sintamos, volemos…

    Un beso

    Me gusta

    1. Ser ingenuo, estoy contigo, ya no es suficiente- si alguna vez lo fue pasada la infancia. Pero sí, hay que atreverse con las simas, los abismos, los saltos y los sentidos que los exploren, en ese proceso de volver a inventarnos de nuevo.
      El peor enemigo, el que crea tu realidad y tu falta de libertad eres tú mismo, eso está claro, osea que o se ventilan bien las estancias, o el humo va a seguir ahí molestando. Pero es que Juan, llevo una rachita de humo, humo, humo, y eso que en principio, a nivel externo, no fumo. Tengo que encontrar a tientas los pestillos de las ventanas y dejar que hagan corriente para limpiarlo todo. O no sé si casi dejar que se termine de quemar lo que sea, y luego ya abrir las ventanas.
      En fin, tomo nota de tus directrices, porque me han gustado mucho: “Caigamos, sintamos, volemos…” Un abrazo

      Me gusta

  4. Pues a mí el dibujo no me sugiere desconocimiento, sino lo contrario, ideas que fluyen, y no ideas malas porque hacen curvas, intermitentes eso sí.

    De la crisis no me hables que estoy acojonado.

    Me gusta

    1. Bueno, las ideas fluyen a la espalda, y el pensante no las ve, no les da la importancia que quizá tengan como formas orgánicas, como espirales en expansión. Son intermitentes porque aún les falta consistencia, pero están en ello, en hacerse más densas y plasmarse en la realidad de alguna forma.
      Buff, la crisis, yo también estoy igual, y me preocupa, porque sé que el miedo no lleva a ninguna parte y porque no sé si me puedo desconectar tan fácilmente de la nube negra de pesimismo tan tóxica. Menos mal que mi santo es super positivo y sabe que saldremos p’alante aunque se caiga el mundo a nuestro alrededor, que tenemos capacidades, pero es que yo ya dudo de todo, y siempre empezando por mis capacidades (aunque luego la vida me haya demostrado que de alguna manera las tengo, es como que no me lo creo, no las quiero ver, como las espirales del dibujo, supongo).
      Un beso, Dess, siempre nos quedarán los comentarios de nuestros aposentos, como los llama Juan.

      Me gusta

  5. ¡Hola!
    Hace mucho tiempo que tomé conciencia de que saber no es tan bueno como “querer saber”. Que responder no es mejor que preguntar. Que lo absoluto no existe mientras no atendamos a lo relativo. Que el mejor estado es el de la duda. Que quien todo lo sabe, en realidad no conoce. Que la nada no es un estado absoluto. Que siempre existes y estás y con eso es suficiente. Quien afirma no saber es más valiente que quien no se cuestiona siquiera si tiene ganas de averiguarlo. Cuestionarse las cosas es avanzar. Y eso es una suerte.
    Besos.AlmaLeonor

    Me gusta

    1. Gracias, AlmaLeonor por tu reflexión tan generosa, coincido contigo en todo. Es importante ser por encima de tener/poseer/dominar, es importante y cuestionarse, tener curiosidad y no darlo todo por hecho, es una cualidad muy de niños que no deberíamos perder. Saber decir que no sé no me parece tan valiente, pero es cierto que muestra una humildad que no se ve tan a menudo.
      Un beso de vuelta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s