rezos y barro

Vienen cambios

vienen giros,

se alisarán las curvas,

quizá hasta nos quitemos algún nudo.

De manos vergonzosas en la acción

a manos rítmicas en la rutina

con alegría

(rezo, rezo, rezo:

por que se eleve la onda

brille más la luz

soltemos lo muerto)

aún tengo tanto, tanto que aprender

aún tengo mucho barro por modelar

– ya sin miedo

y pringarme con delicia los pies

sintiendo la vida entre mis dedos.

Hace unos años tuve un sueño en que unas banderolas con caligramas y escrituras en sánscrito preciosos me trasmitían un mensaje de esperanza. Recuerdo despertarme con una alegría en el cuerpo tras esa visión, que me impulsó a intentar retratarla. A veces la representación no hace justicia a la imagen que yo ya tenía en mi cabeza, pero por lo menos tenía cierto aire. Muchas veces eso es mejor que nada, el sueño perdura así más tiempo…

Anuncios

4 thoughts on “rezos y barro

  1. El sueño, si nos despierta esperanza, hay que amarrarlo a la memoria, colgarlo en alguno de esos salones para que sea el referente de los pasos.

    Un beso, mi estimada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s