el funambulista

el funambulista

El funambulista sobre el hilo de acero

Hacia adelante, hacia atrás, hay y no hay nada. Sólo el siguiente paso y el pie que lo sostiene.

La vara de contrapeso, la irónica trasversal que cruza, la contradicción de otra recta opuesta que equilibra y salva.

El aire, el viento, la altura, el firmamento…

Estás arriba, donde otros vuelan. Estás en lo blanco.
el funambulista

Estás arriba en un abismo, pero al romperlo en tu quietud, o suave avance, podrías estarte hundiendo

hundiendo en más aire, como agua, como carne….

En donde no se ha perforado nunca antes así, sin maquinaria, sólo con tus pies prénsiles de bailarina alada (¿o es más bien sin alas?)

Figura oscura sobre fondo blanco.

Y se me antoja paradójico que mientras una parte de tí, oscura, atraviesa lo blanco, otra, blanca, se hunde en lo negro.   Porque si estás a tanta altura, también lo estás en lo profundo de otra bajura.

Te hundes en una sima negra de un océano, aquel inmenso e imperiosamente salado.

Respiras su hondura y sientes su poder en cada hueco de tu ser, porque te aprieta, te acoge, y curiosamente, no te asfixia porque siempre le perteneciste, siempre tuviste en él un aliado.

Ojos negros

y tu figura blanca colándose por el agujero aún más azabache de sus pupilas siempre dilatadas.

(y su sima)

la sima del funambulista

Anuncios

7 thoughts on “el funambulista

  1. Casi me mueroooo!!!!! hay mucha inspiración,mucho coraje…y más ,mucho más… Pero el poema ,para mí, es redondo ,si acabara en el verso “estás arriba donde otros vuelan.Estás en lo blanco”. todo lo demás ya está escrito, ya lo has contado… los dibujos de puntadas son una joya. Muua

    Me gusta

    1. Gracias, Pilon.
      Proviene de un texto mucho más largo del que he sacado los trozos que me gustaban, es medio prosa, medio verso, no sé si llega a ser un poema.
      Pero sí que me interesaba hablar de la sima, aunque la primera parte pueda quedar ella sola bien, sin abismo negro no hay esa contraposición que me parece lo interesante; “si estás arriba, también hay una parte de tí abajo”. De hecho tengo muchísimo más escrito sobre la sima que sobre las alturas porque siempre se evita hablar de ella, y en ella está el tesoro escondido.
      Un beso grandotote querida!

      Me gusta

  2. Fíjate, en cuanto he visto la imagen me llegó claro un mensaje, el camino de la vida y su inevitable final, un camino difícil, haciendo equilibrios constantes, sobre todo económicos 😀 teniendo debajo tuyo ese destino fatal que vaya, nos llega sí o sí, llámalo sombra, llámalo ir a comprarte un nicho y ver dónde descansarán tus huesos, llámalo simplemente contratar un seguro de esos de funerarias, vivimos en el alambre sabiendo que por mucho que lo intentes al final para abajo vas.

    Besotes reina.

    Me gusta

    1. Hay muchas sombras, muchos abajos para un aparentemente único arriba… se puede pensar en la muerte, pero vale cualquier miedo grande, terror que evitas, aunque sea inevitable encontrarse con él.
      Pero sí, tienes razón, intentamos olvidar que somos mortales, cuando en realidad es lo único seguro.
      Besos de vuelta!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s