entre ondas

entre ondas

“Tú, lo que no entiendes, es que si estoy así no es por gusto” le dijo.

Su perro asintió, y a él le surgieron las primeras flores de entendimiento. Flores blancas, de luto y algo de resquemor, por tener que soltar la guerra que lo alimentaba desde hacía tiempo.

Una onda bajo el agua se quebró.                        Y ella sintió algo de entre sus pies que se soltaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s