su mirada gris

Su mirada gris me hacía daño
porque no tenía misericordia
porque me robaba las ganas
de pintar, escribir, llorar, expresarme
(en mi soledad pequeñita y bien llevada)
porque me robaba las ganas
de ser yo misma y trabajar mi herida.

Su mirada gris caló
a mis huesos blancos.

mirada gris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s