memoria corporal

memoria corporal

A tientas,
en un piel sobre piel que busca contracturas,
alisando arrugas de amor
el cuerpo empezó a hablar,
en llantos con hipos transparentes
y veladuras de sombras muertas
pegaditas
al deshonor del paso del tiempo y el apego.

Y estoy, sin estar, presente,
y entiendo, sin entender, lo ausente
y sé que muero
cada vez que un suspiro añejo se saca de su jaula tisular
con la memoria que representa.
Pero también sé que así soy menos presa
y amparo un posible nuevo comienzo
más ligera de carga.

Y siento,
desde un giro elevado,
que hay de ciertas cosas que necesito resucitar
de otros planos
… donde, cuando …
el tesoro soy yo
y el robo nunca fue encarnado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s