el exilio

exilio-2

El exilio.
Un pueblo se mueve.
Se derogan leyes naturales. Se mueve a trocitos la raíz del corazón.
Prometen, prometen, prometen.
No hay nada claro entre tanta luz.

Escancia luz el sol a una luna en simiente.
Se desplazan pies, manos y algunos enseres, pocos, muy pocos.
Se deshacen entre la arena los sueños a un lugar arraigados.
Se arrastran el tiempo de mil relojes que horadan la piel.

No hay lágrimas entre tanta sal.
No hay bocanadas claras entre tanto aire nuevo.

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s