sanar y constelar sistemas

¿Cómo se sale de lo que nos tiene atado desde un sistema familiar? ¿cómo no preguntamos más sobre los decretos que siendo niños o hace unas generaciones incluso, nos dictan nuestros pasos?

No es fácil pero tampoco imposible. Lo primero es tener una visión de pertenencia, lo segundo es respetar ese sistema al que pertenecemos conociendo sus leyes operantes y lo tercero es pedir permiso para vivir la vida que nos llegó pero enfocándola hacia la felicidad, pese a tanto vínculo. Eso dicho mal y pronto, pero por ahí va la cosa.

Si somos seres venidos a evolucionar, a agarrar luz entre la materia que ocupamos en nuestro plano, primero debemos saber qué nos ata y qué nos ayuda a avanzar. Hay que preguntar, mirar, saber y soltarse o apoyarse, según el caso. Pero primero hay que preguntar y estar dispuesto a recibir respuestas nuevas, a veces estrambóticas. Porque la vida es pura magia y algo muy pequeño puede haber cambiado todo lo de después, lo de antes y el sabor de tu boca al hablar.

Llevo dos años estudiando constelaciones familiares y siguen sorprendiéndome. Es una herramienta que mezcla el inconsciente familiar (o campo mórfico del sistema), con la representación en un grupo de personas y con frases y palabras sanadoras que hacen entender y desatan nudos. Pronto, las podré facilitar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s