sanar mi esquina

Venir de un dolor opaco,
apretado,
sin cerrar.

Una esquina colapsada,
dolorida,
recelosa.

Y no saber
por qué los demonios llaman,
y no saber
por qué lo cálido
a veces aplasta.

Y no saber,
pero tener claro:
que la ignición y quema de esa esquina,
‘     yo con mis miedos
‘     yo con mis entuertos,
‘     yo con esos seres
que me hicieron tanto daño
ángeles y malvados
pero de los que tengo que aprender
para soltar
e integrar en mi cuerpo,
es el método.

El corazón
‘     vibrando
‘     quemando
‘     queriendo
lo que aúlla en la cicatriz
de mis huesos,
en la salvia de una esquina
de paredes ahora blancas
que respiran
que respiran
y     se ensanchan.

sanar-mi-esquina

Guardar

Feliz Navidad, feliz limpieza ante la hoguera de un año que termina.
Muchas gracias por leer mis versos y acoger mis ilustraciones cada vez que publico una entrada nueva.

Anuncios

longing

longing, loving

 

And so,

there will be a time of longing

there will be a time of loving

there will be a time of bliss.

. . .

Y así,

habrá un tiempo de estar anhelando

habrá un tiempo de estar amando

habrá un tiempo de bendición.

. .

Las traducciones pueden ser literales y comerse la mitad del sabor y un cuarto del significado. No me gustan, pero son necesarias, y también entiendo que igual que las connotaciones son muy personales, al usar un idioma que no es el mío, aunque lo conozca bien y lo sepa usar, hay una distorsión, que se suma a mi intento por traducir, que es otra. Cuanto más corto sea el texto, más desnuda se queda la traducción y su intento por imitar una voz. ¡Y eso que tanto el dibujo como el texto son míos!

Mis disculpas al dibujo, queda mejor la versión sólo en inglés.

.

[ Aprovecho mi entrada en la prosa, para anunciar que dentro de poco hablaré de un proyecto que saldrá a la luz en septiembre y que me ha tenido obnubilada y enamorada toíca viva, como dicen por aquí. Ya os iré contando.   Gracias por seguir mis pasos de colores y versos autárquicos. ]

glaciar de fuego

glaciar de fuego

 

Un mar
un cubo.
Un glaciar queriendo ser fuego
echando raíz
en aguas heladas.

Las ganas de expansión.
El alma que se funde
sin ser vista
en un cubo
que contiene el Todo.

La protección.
La vida que gira
se abre, mira,
y empieza,
tímidamente,
a sonreír,
mientras se espera
hasta que todo
pueda ser
y sea.

Mi no entender,
mi adelantarme
mientras peleo
simplemente
por Ser,
y albergar
silencio.

Silencio.

feeling

feeling

A veces se siente mucho
a veces no se entiende nada
a veces la intuición corre rauda y veloz,
adelantando acontecimientos.

Es entonces, cuando,
de ojos grandes parpadeando,
se abren mundos de posibilidades
se gritan llamadas de socorro
se emana la desesperanza del abandono.

Y siendo la nada que soy,
sintiendo tanto
entendiendo tan poco
lloro
futuros que aún no se han materializado
(no seguros, sí exactos)
pero que salvarían corazones
del mundo nuevo.

ya deja de ser

De la decadencia degenerativa
de una amalgama de eventos imparables
con sus intereses,
sus tentáculos políticos,
(con sus vengativas
e inconscientes armas)
mezclados
con pequeños aires de esperanza
y manos transparentes;
salió la escarcha profunda,
ignorada
de una soledad decapitada
para reclamar silencio
y congelar en seco
todo.

No es, sin embargo era,
la venganza de otros tiempos,
el espejo de los números bonitos
marcando mi cara
con su bofetada de revés.

No es y sin embargo era,
el engaño de lo más fino
(¿fue sabio alguna vez?)
alimentando una duda
ponzoñera.

No es.
Pero no porque no sea,
sino porque decido
con todo mi espectro
de colores
y de fuerza,
que se acabó
que ya deja de ser.

No siempre se tiene tiempo para dibujar
no siempre se quiere hacer el esfuerzo de sujetar lo vivido en un dibujo
no se puede con 140 caracteres explicar algo y no morir
de rabia y frustración en el intento.
Voy a ser más asidua a mi blog, escribiendo lo que en Twitter no me cabe,
aunque seguiré subiendo de vez en cuando mis collages y mis alientos artísticos en imágenes]

gestando el salto

Para el año nuevo…

Centrar, meditar, ser, enraizar.

Abrazar el salto que se gesta en mi interior.

Sentir el abismo que me reta

como mi mejor aliado.

Saber que mis gestos tiernos y amorosos

(  hacia mí misma,     hacia los cercanos  )

preceden siempre

y son mi mejor arma.

∼           Afilando la catana en tiempos de paz.

abrazo propio

el león y su parásito – fábula

Veo, león,      tu melena al viento

veo, león,      tus ojos tristes,

veo, león,      que no entiendes cómo

siendo el más bravo     tienes tanto miedo

Veo, león,     tu fuerte asentamiento

veo, león,     tu capacidad mermada

veo, león,     tu sensación de desconcierto.

el león y su parásito

Porque en esa base,

en ese poder lanzado al viento,

hay algo que no cuadra;

lames una herida de la que no viste sangre

pero que,    sabes bien,

aún sangra

(en otro tiempo

en otro cuerpo

en otro tú

pero de aquí y ahora)

De tu pirámide,       bien anclada,

hay trenzado en invisible telaraña

el vaso comunicante

la salida de tu aliento

la energía que se deshace

y la chupa,    la relame,    la ansía sorbiendo fuerte

otro ser

que sonríe transparente             (   y   verde,    azul    y   negro   )

Veo, león,         que no ves

pero sientes,    claro que sientes

lo que se te ha enganchado

hace ya demasiado tiempo.

Déjame que te ayude a soltar

lo que no eres

lo que te hace sentirte dos

viviendo en un mismo cuerpo.


llamada de los huesos

Está dentro         dentro,

la llamada    o

el baile desde el hueso,

un castañeo sordo que sólo oigo yo,

el ritmo que despierta,

lo nuevo que se atropella     a sí mismo

sin ya lamento.

(       Nacido en lo ancestral,

en lo sin nombre

en el comienzo de lo eterno     )

Tirita desde el tuétano

se sacude el polvo

alza su voz aún ronca

aúlla al Universo.

Siempre estuvo allí,

hibernando

soñando

bailando

desde otra vida     (y otra cueva)

chascando en silencio

su identidad

su sitio,

su hueco

su osamenta desde la que ahora danza

desde la que yo habito

en nuevo movimiento

(sin romper este sacramental silencio)

Aúlla

aúllo

al Universo

perro

rezos y barro

Vienen cambios

vienen giros,

se alisarán las curvas,

quizá hasta nos quitemos algún nudo.

De manos vergonzosas en la acción

a manos rítmicas en la rutina

con alegría

(rezo, rezo, rezo:

por que se eleve la onda

brille más la luz

soltemos lo muerto)

aún tengo tanto, tanto que aprender

aún tengo mucho barro por modelar

– ya sin miedo

y pringarme con delicia los pies

sintiendo la vida entre mis dedos.

Hace unos años tuve un sueño en que unas banderolas con caligramas y escrituras en sánscrito preciosos me trasmitían un mensaje de esperanza. Recuerdo despertarme con una alegría en el cuerpo tras esa visión, que me impulsó a intentar retratarla. A veces la representación no hace justicia a la imagen que yo ya tenía en mi cabeza, pero por lo menos tenía cierto aire. Muchas veces eso es mejor que nada, el sueño perdura así más tiempo…