soy herida

Herida
soy ella, sin pelo
con lo animal del desgarro lento
con la mirada sin luz
con la calma con sed
que me seca por dentro.

Soy herida
queriendo atrapar
para ahogar
y vencer
a mi miedo

( que no soy yo
aunque a veces viva dentro )

agosto


La canícula
el calor que se derrama solo,
la sed de lluvias
en el sur,  tierra adentro.

El horizonte
el mar como masa de agua salada
que no pregunta
que no contesta
pero acompaña
lavando en su no tiempo
las heridas del invierno.

~

Espero que estéis pasando un buen verano. Como siempre, gracias por leer.

Guardar

Guardar

agua dentro

A veces son olas
en la calma y en la sequedad,
pero olas

y su vaivén
y sus recuerdos

moviéndome / moviéndolo todo
en el desconcierto
de no saber a qué agarrarse.

A veces las metáforas
sangran
de tanto uso, abuso
de estar en boca de todos
sin el corazón de nadie.

A veces me he quedado
vacía de versos
pero llena
de abrazos de agua.

 

Guardar

ser abismo

Quizá no se trate de saltar,
puede que sólo se trate
de embarazarse del abismo
siendo acantilado.

·

sin título

Dibujo de silencio:
donde la raíz no sabe lo que ocurre,
donde los pasos dejan huellas
de sombras rezagadas
y la luz no encuentra su verbo.

Sin título
y silencio,
silencio
donde acomodar el olvido mejor.

tanto todo, transparente

 

En todas las ideas
de tu corazón tan cálido
entre todas las mareas
que nos ayudaste a cruzar,
entre tanto todo    transparente
y reacio a ser tiempo
(con sabor cuántico)
tus manos
en aquella casa
abrigándonos
siendo luz,
mientras Plutón
en aquellos ochenta
seguía macerando
el regreso vil
de los verdes y sus encargos.

estar EEn MAAL

Trabajar con los pequeños monstruos,
resurgir mientras se limpian
las cenizas del corazón de otros.

Estar en mal, EEN MAAL,
donde se mezclan sapos con culebras,
serpientes sabias (buenas)
con personas escamadas (malas)
topándose de frente con el dolor de un trauma
escondido bajo las capas
de quien ansiando el poder del ego
no tuvo escrúpulos,
aunque tampoco alas.

Ordenar, soltar nudos, deshacer trampas.
Hablar desde el cariño
a quien hace tiempo
no acarician
ni con voz siquiera
en sus inseguras muecas.

Arrastrar arena del desierto.
Comer con dientes prietos
las amarguras de otras almas.
Llevar los bolsillos llenos
de interjecciones atragantadas.

Amar a esos débiles,
falsos amos de algún terreno,
que sirven de escudo
para las mentes ruines
de los que no dan tregua.

Desear un mundo nuevo
con oportunidades limpias,
orgánicas
para ellos,
y quizá otro, diferente,
calmo y sincero
para los que limpiamos
en silencio, o con voces dulces,
los despojos de este Universo.

~ · ~

[ Collage sobre cartulina roja hecho con una revista holandesa y otra de cocina. ]

Guardar

no hay abrazos

Guardar

No hay abrazos
en el no-tiempo
cuando la esfinge
sigue sin sentir
el duelo.

No hay abrazos
entre la arena del desierto
cuando el sol
es siempre invierno.

No hay abrazos
cuando no se lloró
lo suficiente,
cuando no se respetaron
los duelos (el infierno),
cuando no se quiso
ser vida
sino soplo de aire
en algo de viento.

No hay abrazos
entre tanto silencio muerto.

 

Guardar

no son estos

Guardar

No soy simétrica.

No son amores conversos,
ni diversos,
ni comedidos,
ni directos.

No son la facilidad
de un entendimiento que me da tregua.

No son estos los versos
de rima clara,
ni de tiempo escueto.

No son mis pasos míos,
libres,
cuerdos.

No son otros ojos los que te miran,
son estos.

No son mis pies
para andarse con tonterías
con el camino
que les ha tocado recorrer.

No soy yo,
son todas mis circunstancias
que me trajeron a un sitio que no conoces
aunque me estés viendo.

Soy yo, sin serlo,
las herramientas
que he tenido que desarrollar
para llegar a esto
y sobrevivir.

No soy más que el vacío interno
del Tao que se me escapa
pero que en todo tiene aliento.