ante lo evidente

Abraza el cautiverio,
lo errante y oriental
de su mirada,
ríndete a lo evidente de su poder
y pídele al cielo clemencia

.

Anuncios

soy herida

Herida
soy ella, sin pelo
con lo animal del desgarro lento
con la mirada sin luz
con la calma con sed
que me seca por dentro.

Soy herida
queriendo atrapar
para ahogar
y vencer
a mi miedo

( que no soy yo
aunque a veces viva dentro )

la montaña en anhelo

el anhelo
escurriéndose tierno entre los dedos

Si se cose con hilos fuertes,
si medran en los ojales
el aliento de un botón,
si se dejan los hilos
y muestran el orden de sus tramas

la vida
temblando desde dentro

si arrimamos al cielo las estrellas,
al aliento nuevas nubes,
a la promesa de lluvia
el beso del ozono

los traspiés
mirando desde abajo

quizá la montaña
se digne en aparecer,
quizá la fe
desmorone a la tristeza
del trono de hace años
abriendo sitio
al anhelo, a la vida

vertical
expansiva
del milagro.

 

Guardar

cruz rota

Complejidades tejidas con susurros,
inviernos armados con agujas
que niegan tocar hilos,
actividades mecánicas
que saben a huesos rotos

y una cruz
con su fe rota
negándose el auxilio
de quien carece ya
de esperanza alguna.

ser abismo

Quizá no se trate de saltar,
puede que sólo se trate
de embarazarse del abismo
siendo acantilado.

·

sin título

Dibujo de silencio:
donde la raíz no sabe lo que ocurre,
donde los pasos dejan huellas
de sombras rezagadas
y la luz no encuentra su verbo.

Sin título
y silencio,
silencio
donde acomodar el olvido mejor.

mayo ’17

Mayo
la lluvia llorando.

Mayo
las flores llamando.

Mayo
estoy brotando,
pero no sé si me ves
entre tus faldas de lunares,
tus bulerías en halagos
y tus medio tangos.

Mayo
no marques
con tu cruz enmascarada
este tiempo de sabor amargo.

Mayo
hoy no estoy para celebrar
el ser feliz
de tu encargo.

[ Mayo
dame lluvia
para engendrar milagros. ]

~
(Buscando rima, cosa que casi nunca hago, salió un poema con cierto sabor lorquiano)

estar EEn MAAL

Trabajar con los pequeños monstruos,
resurgir mientras se limpian
las cenizas del corazón de otros.

Estar en mal, EEN MAAL,
donde se mezclan sapos con culebras,
serpientes sabias (buenas)
con personas escamadas (malas)
topándose de frente con el dolor de un trauma
escondido bajo las capas
de quien ansiando el poder del ego
no tuvo escrúpulos,
aunque tampoco alas.

Ordenar, soltar nudos, deshacer trampas.
Hablar desde el cariño
a quien hace tiempo
no acarician
ni con voz siquiera
en sus inseguras muecas.

Arrastrar arena del desierto.
Comer con dientes prietos
las amarguras de otras almas.
Llevar los bolsillos llenos
de interjecciones atragantadas.

Amar a esos débiles,
falsos amos de algún terreno,
que sirven de escudo
para las mentes ruines
de los que no dan tregua.

Desear un mundo nuevo
con oportunidades limpias,
orgánicas
para ellos,
y quizá otro, diferente,
calmo y sincero
para los que limpiamos
en silencio, o con voces dulces,
los despojos de este Universo.

~ · ~

[ Collage sobre cartulina roja hecho con una revista holandesa y otra de cocina. ]

Guardar

no hay abrazos

Guardar

No hay abrazos
en el no-tiempo
cuando la esfinge
sigue sin sentir
el duelo.

No hay abrazos
entre la arena del desierto
cuando el sol
es siempre invierno.

No hay abrazos
cuando no se lloró
lo suficiente,
cuando no se respetaron
los duelos (el infierno),
cuando no se quiso
ser vida
sino soplo de aire
en algo de viento.

No hay abrazos
entre tanto silencio muerto.

 

Guardar