crear el giro

A veces creo
que soltarse es más fácil
de lo que luego es.

A veces creo
con palabras
las cuñas que me hacen falta
para sobrevivir.

A veces creo
con colores
lo que sin nombrar me acompaña;
y se cambia la escala
y se cambian los polos.

Y sin creerlo
siento
que la rueda
vuelve a girar.

Guardar

mareas


Aquello ,
aquello que fue eterno
con un sabor inconcluso y terco.

El tiempo,
el duelo,
la marea que lo limpia todo,
todo ese tiempo en la nada
en el ruego, en el ocaso
de una vida
que sigue
existiendo.


(Dibujo basado en un fotograma de una película de F.Truffaut (1954))

soy

Soy el encuentro conmigo misma,
mis vergüenzas, mi saber estar, la ternura que me adjudican.

Soy espejo sin mirar.

Soy la luz que se encuentra con ciertos rasgos,
los huesos de otras generaciones que con los míos encajan.

Soy mi búsqueda.

Y también mi antiego, o ego, o falsa autoestima peleando,
que a veces también llora.

Soy incienso de otras épocas
olores sin nombre,
lo sutil deshilando tiempos entre palabras, colores y encuentros.

Soy la bruja que oye sin ver,
que cura con las manos,
que abriga a sus hijos con besos de “por si acaso”.

Soy la manta femenina de otro cuerpo en crecimiento, como el mío,
y su bálsamo que se mezcla con mi sed.

Soy lo que aún no sé,
pero ya está dentro sonriendo envuelto en luz.

busco

concentrado

Busco
en el tiempo perdido que no sé nombrar
en los pespuntes de mi falda deshilada, triste, vieja
en la sonrisa que se deshace transparente ante mi mirada

todo lo que me nutrió
todo lo que significó vivir
otra vida
otro entierro
de lo que no era yo
pero tenía atribuido
desde mi nacimiento

busco el destierro de los dientes afilados
de las veladuras de azules malvados
de la imposición de fronteras
entre dos mitades de amor
que se daban la mano

busco
aunque casi no crea ya en los milagros

soltar hilo

soltar-hilo
(Os dejo una entrada muda, de precipicios, traspasos y malos tragos. Donde seguir el hilo de mi letra, buscando su voz, es la única guía. La imagen la dejo abierta para que la podáis ampliar y ver el collage desde mucho más cerca. Los personajes se dejan tocar, incluso.)

ballenas desde el cielo

triangular-estrellas

Rezó
a su corazón herido,
y a sus pies
las sombras de estrellas viejas
de color hueso,
que sonreían como ballenas
en simas profundas,
se triangularon
ordenadas
abriendo la escalera
que descendía
el tiempo como regalo.

 

Guardar

febrero ’17

febrero-17

Febrero, de duelos de invierno
de escarcha trasnochada
de aniversarios, de cumpleaños
de ascendentes en acuario.

Febrero, con su frente despejada
y su aire longevo,
lo germinado aún no se ve
y sólo la fe lo mantiene sujeto.

Febrero,
me dueles
transformando
unidades de medida manejables
en infinitos arrastrados
por ojos egipcios de otros tiempos.

el exilio

exilio-2

El exilio.
Un pueblo se mueve.
Se derogan leyes naturales. Se mueve a trocitos la raíz del corazón.
Prometen, prometen, prometen.
No hay nada claro entre tanta luz.

Escancia luz el sol a una luna en simiente.
Se desplazan pies, manos y algunos enseres, pocos, muy pocos.
Se deshacen entre la arena los sueños a un lugar arraigados.
Se arrastran el tiempo de mil relojes que horadan la piel.

No hay lágrimas entre tanta sal.
No hay bocanadas claras entre tanto aire nuevo.

Guardar

no pensar

no-lo-pienses

No pensar
en las espinas que te hirieron
en la angustia
que se te acomodó dentro.

No pensar
en cada latido que le regalaste,
que pusiste bajo su nombre
tutelando tu universo.

No pensar
en lo que te va a costar
ahora tu deshielo:
en vida,
en otros fuegos
que al principio empaparás.

No pensar,
dejarle al tiempo
que marque las piedras
de “no pisar”,
que lave los colores
que te hicieron conocer
el cielo desde dentro.

No pensar,
permanecer hueco
mientras llega el alba
y limpia lo obsoleto.

No pensar
en el destierro.

Guardar